Operación de reducción de estómago - El caso de la joven Elena Terradas en Informativos La Sexta

Elena, una joven  de 20 años que a su corta edad, llegó a pesar 130 kilos, pero gracias a un bypass gástrico que le ha salvado la vida, ahora pesa 68 kilos.


Presentadora: La ansiedad le llevó a Elena a comer de forma compulsiva, engordó sin control, llegó a pesar 130 kilos. No salía de casa, no podía hacer nada por si sola, hace un año se sometió a un bypass gástrico, que le ha salvado la vida y le ha devuelto la juventud. Ahora sí que tiene realmente 20 años, pesa la mitad 68 kilos y lo más importante, ha recuperado su vida.

Periodista: ¿Cómo te ves?

Elena: ¡Increíble! Inimaginable, hace un año.

Periodista: Se mira una y otra vez y no cree lo que ve. Elena le ha ganado la batalla a la obesidad, ha perdido 62 kilos y ha recuperado su autoestima y su vida.

Elena: O sea, yo no salía. Me encerraba en casa. Las amigas me decían: vamos a dar una vuelta y  para evitar que la gente me mirara, me quedaba en casa. ¿Dónde vas gorda? Lo primero que te dicen es; gorda, o sea, ¡mira la gorda! y se te quedan mirando y se te ríen de ti.

Periodista: Con 19 años llegó a pesar 130 kilos, no encontraba ropa de su talla y cualquier movimiento se le hacía cuesta arriba.

Elena: Si, me costaba todo, de abrocharme un zapato a ponerme unos pantalones, a ahogarme incluso poniéndome una camiseta, una simple camiseta… ya sudabas. Antes esto, ni pensarlo.

Periodista: Así durante cinco años, hasta que su médico le devolvió la ilusión practicándole un bypass gástrico.

Doctor Joan Pujol: Estaba desesperada, estaba con ganas de solucionar el problema ... Me comentaba que había probado todo tipo de dietas.

Periodista: Antes, algo tan cotidiano como subirse a la báscula para Elena era impensable, ahora no solo es algo rutinario sino que para ella es toda una satisfacción. Su recuperación fue espectacular, hoy en su armario no hay espacio para las tallas grandes. En su lugar ropa muy sexy.

Elena: Si me hubieran dicho que me iba a poner un vestido, no me lo hubiera creído nunca. Ahora es lucir, lucir y lucir.

Periodista: Con 20 años está guapísima, ya puede dedicarse a lo que más le gusta, ser estilista y embellecer a otras personas.