Navidades sin peso: cómo prevenir la obesidad

Navidades sin peso: cómo prevenir la obesidad

Cuando llegan estas fechas vamos de cena en cena, y claro, llegan Nochebuena y Nochevieja y éstas se vuelven más copiosas. ¿Cuándo se para aquí? Hay que hacer acto de presencia pero controlar lo que se come para prevenir la obesidad y otros riesgos. ¡Te señalamos unos consejos que puedes tomar estas Navidades!


Diferentes estudios demuestran que los españoles ganamos entre 0’5 y 3 kilos más después de la Navidad. Las cenas con amigos, de trabajo y en familia nos pasan factura. ¿Cuándo hacemos ejercicio? En estas fechas las personas que padecen obesidad y enfermedades cardiovasculares crónicas deben tener especial cuidado, pero no solo ellos, sino que todos debemos cuidarnos si queremos huir de la báscula y no comenzar después de Reyes la conocida “operación bikini”. No hay dietas milagrosas, simplemente es cuestión de no agobiarse y marcarse unos hábitos razonables de  comida e intentar hacer deporte previamente o después de una comida copiosa. Las personas diabéticas deben tener especial precaución con los dulces, aunque en el mercado existe una amplia selección de turrones y dulces sin azúcares. ¡Hay algunos consejos que todos podemos seguir para prevenir la obesidad estas Navidades!

1.      ¡Fuera nervios! Si comemos relajados estaremos previniendo el sobrepeso.

2.      Vino tinto y sidra. Tienen menos calorías que el vino blanco y el champán.

3.      ¡Planifica el menú! Si el primer plato es una carne grasa, procura tomar un entrante ligero.

4.      ¡Nada de picotear! En la cocina procura que no se te vaya la mano a deshoras.

5.      Salsas caseras. A la hora de cocinar, opta por salsas y caldos a base de hortalizas, cítricos, yogur desnatado y vinagretas, pero nada de salsas industriales grasas.

6.      De todo, pero poco. Selecciona en tu plato un poco de todo, pero en reducidas cantidades y sin repetir.

7.      Controla lo que bebes. Las bebidas alcohólicas y azucaradas poseen muchas calorías vacías.

Tanto si la padeces como si quieres prevenirla. La obesidad y otros riesgos deben quedarse fuera de tus reuniones estas Navidades. ¡Y tú puedes evitarlo!