10 claves sobre una operación de reducción de estómago

10 claves sobre una operación de reducción de estómago

Existen varios procedimientos quirúrgicos para proceder a una reducción de estomago, como los utilizados por el especialista en cirugía bariatrica y obesidad el  Dr. Joan Pujol Rafols: la banda gástrica, al balón intragástrico, la gastrectomía vertical y el el bypass gástrico. Este ultimo uno de los métodos mas eficaces para bajar de peso rápidamente y el menos riesgoso.

Estas cirugías de reducción de estomago amerita una preparación previa en la que varios especialistas deberán intervenir para que sea todo un éxito. Es posible que muchos pacientes o futuros pacientes antes de entrar al consultorio del Dr. Joan Pujol Rafols, tengan la sensación de que en una consulta estarán listos para entrar a quirófano, puesto que los procedimientos y resultados son casi de manera inmediata. Sin embargo hay una serie de pasos y recomendaciones que son clave para proceder a estas cirugías.

1. Determinar la causa de obesidad

Como cantidad de pacientes hay, causas de la obesidad existe. Los expertos en obesidad están capacitados para determinar las causas y los riesgos de la obesidad del paciente. Esto es fundamental para encontrar el método idóneo de reducción de estomago.

2. Determinar el tipo de paciente

Cada paciente tiene un historial y unas características particulares que lo convierten en candidato o no para someterse a una reducción de estomago. Si el índice de Masa Corporal es igual o superior a 40, o si su IMC es entre 35 y 40, y padece de enfermedades propias de la obesidad, este paciente es un candidato perfecto para someterse a cualquiera de las operaciones de reducción de estomago.

3. Conocer el alcance de la operación según el paciente

El Dr. Joan Pujol Rafols como profesional de intachable carrera en el área de la obesidad siempre tendrá en cuenta y pondrá sobre la mesa los riesgos, la evolución según el paciente y el tipo de intervención de reducción de estomago, y además ofrecerá un estudio que permitirá atacar cualquier enfermedad causada por la obesidad.

4. Cuáles son los posibles riesgos

Toda intervención tiene su margen de riesgo. Sin embargo, las intervenciones de reducción de estomago con los nuevos métodos y los avances tecnológicos los riesgos son mínimos. Todo dependerá de las enfermedades que padezca el paciente y del tipo de paciente. Evidentemente, al realizarse a pacientes con enfermedades cardiacas o diabéticos el procedimiento es de sumo cuidado pero no representa un alto riesgo. Sin embargo, algunos de posibles efectos a corto plazo son sangrado excesivo, infección, coágulos de la sangre, problemas pulmonares, obstrucción intestinal, diarrea.

5. Alimentación y cuidados preoperatorio

Los pacientes o candidatos a cualquier intervención de reducción de estomago, una vez examinados deben seguir una serie de pasos en los que la alimentación es fundamental. Se cree que porque el procedimiento es precisamente para reducir medidas y erradicar la obesidad, antes de la intervención se cometan abusos. Al contrario, muchos de estos pacientes deben someterse a un régimen alimentico para preparar su cuerpo a esa intervención.

6. Alimentación post operatoria

El proceso para retomar la cotidianidad es un poco mas lento. La reducción de estomago es un procedimiento donde se altera radicalmente este órgano y para volver a activarse y llegue a funcionar de manera normal debe al principio, en un margen de 48 horas ingerir solo líquidos. Luego poco a poco ir probando con alimentos sólidos no muy pesados o condimentados, así hasta retomar su cotidianidad, la dieta debe ser estricta al menos durante 12 días.

7. Cuánto peso se logra perder

Tras una operación de reducción de estomago se logra perder entre un 70 y un 80% del sobrepeso. De ello dependerá el régimen de dieta y estilo de vida que decida asumir.

8. En que consiste el procedimiento

La operación se realiza mediante laparoscopia, un procedimiento invasivo pero que resulta menos riesgoso. Se introduce hasta el estómago una microcámara que servirá de guía para proceder a dividir el estomago, luego será puentear el intestino, consiguiendo de este modo que la secreción de los jugos gástricos y el alimento se uniesen a 75-200 centímetros del estómago, evitando que éste absorbiese gran parte de los alimentos ingeridos.

9. Cuáles son los efectos secundarios

Como cualquier post operatorio, la reducción de estómago, bajo el procedimiento que sea siempre tendrá efectos secundarios que tienen que ver con el estado anímico; los pacientes suelen sentir cansancio, cambios de humor continuo, flacidez en la piel, resequedad, etc.

10. Seguimiento post operatorio

Es importante que durante los próximos seis meses el paciente asista con el especialista periódicamente para examinar la evolución de la intervención. Este tipo de procedimientos amerita la vigilancia continua del medico tratante, de esto dependerá mucho la evolución y los resultados positivos, así como seguir sus indicaciones al pie de la letra.